Convivir con el VIH y el sida

Efectos secundarios Acción o efecto de un fármaco que no es el deseado. El término se refiere usualmente a efectos negativos o no deseados, tales como dolor de cabeza, irritación de la piel o daño al hígado. Efectos secundarios del tratamiento Antirretroviral Fármaco que detiene o reprime la actividad de los retrovirus como el VIH: AZT, EFV, DRV son ejemplos de fármacos antirretrovirales. antirretroviral

La terapia antirretroviral puede generar ciertos efectos secundarios a corto, medio y largo plazo. Estos efectos no se manifiestan de igual forma ni frecuencia en todas las personas. Es importante que antes de someterte a tratamiento, hables con tu médico quien te facilitará información más exhaustiva. Recuerda que la decisión de iniciar una terapia ha de ser consensuada entre tú y tu médico. Esto es fundamental para tratar de conseguir resultados óptimos.

En cualquier caso, ante cualquiera de estos problemas, consulta con tu médico. También puedes hablar con personas de asociaciones de pacientes que hayan pasado por el mismo problema. La información que te den siempre será útil.

Ante la aparición de efectos adversos, se recomienda no abandonar la terapia; lo indicado es hablar de inmediato con tu médico y comentarle lo que te sucede.

Antes de comenzar a tomar un fármaco para el VIH, infórmate sobre los efectos secundarios y las interacciones con otros fármacos que se pueden producir con esa clase de fármaco concreto. De esa forma, sabrás lo que puede ocurrir.

Los fármacos para el VIH, o fármacos antirretrovirales (ARV), pueden mejorar tu salud y aumentar tu esperanza de vida, pero de vez en cuando también te pueden hacer sentir mal. Habla siempre con tu médico sobre cualquier efecto secundario que aparezca, que empeore o que no desaparezca. En el caso de que estés tomando tratamientos o medicaciones para otras patologías procura que tu médico esté informado.

En la siguiente tabla se incluye un listado de posibles efectos secundarios más frecuentes de cada clase de fármaco. Ten en cuenta que sólo se trata de una muestra de efectos secundarios experimentados habitualmente y no de una lista completa. Los efectos secundarios varían según el fármaco y el paciente. Para obtener más información sobre los efectos secundarios de un fármaco o sobre cómo afrontarlos, consulta el prospecto del fármaco en cuestión o habla con tu médico o farmacéutico. 

Ayúdenos a conocerle mejor y así podremos crear nuevos contenidos más relevantes para Ud: