Personas mayores

Los avances científicos en cuanto a los fármacos Antirretroviral Fármaco que detiene o reprime la actividad de los retrovirus como el VIH: AZT, EFV, DRV son ejemplos de fármacos antirretrovirales. antirretrovirales (ARV) ha supuesto el salto de una época marcada por una elevada tasa de mortalidad, que sobre todo afectaba a personas jóvenes, pasando a otra con una mayor esperanza y calidad de vida de las personas afectadas.

Tanto en el contexto internacional como en España, la mayoría de las personas se infectaron por el VIH cuando tenían una edad media de menos de 30 años. Las terapias combinadas ayudaron a evitar muchas muertes relacionadas con el sida, por lo que muchas personas pudieron retomar sus proyectos de vida. El incremento de la calidad de vida ayudó también a normalizar la infección por el VIH.

mujeres y VIH

Aunque los primeros medicamentos para el VIH eran muy tóxicos, afortunadamente poco a poco fueron apareciendo medicamentos con menos Efectos secundarios Acción o efecto de un fármaco que no es el deseado. El término se refiere usualmente a efectos negativos o no deseados, tales como dolor de cabeza, irritación de la piel o daño al hígado. efectos secundarios e igual de efectivos, por lo que la calidad de vida de las personas con VIH ha ido creciendo paralelamente a los avances científicos en este campo.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad señala que la infección por el VIH en las personas mayores representa en torno a un 10-15% del total de la población infectada, e irá en aumento gracias a las nuevas terapias, y al hecho de que muchas personas mayores pueden infectarse por encima de los 65 años.

Además, el VIH se diagnostica más tarde en las personas mayores por no tener en cuenta que también tienen prácticas de riesgo; no pensar en la posibilidad de una infección, y confundir los síntomas de la infección por el VIH o de las infecciones y neoplasias asociadas con ella, con los de otras enfermedades más frecuentes en pacientes mayores o con los de los trastornos asociados al envejecimiento.

 

A pesar de los avances científicos, los avances sociales a lo largo de estos años han sido muy lentos y todavía hay mucho trabajo por hacer en este campo. Muestra de ello son los diversos estudios que muestran que aún hoy se discrimina socialmente a personas con VIH, sobre todo en el ámbito laboral y sanitario. Muchas personas infectadas por el VIH se hacen mayores, por lo que también las necesidades de estas personas y sus demandas sanitarias y sociales son las mismas que las de cualquier otra persona que hoy tiene más de 60 años. Entre esas necesidades está la de optar por entrar en residencias de mayores, aunque en España se sigue discriminando a las personas con VIH en el acceso a este tipo de recursos.

Ayúdenos a conocerle mejor y así podremos crear nuevos contenidos más relevantes para Ud: