Imagen de cabecera Infosida.es

Estrategias de prevención basadas en los TAR

Qué son los Tratamientos Antirretrovirales

Los tratamientos antirretrovirales (TAR) están formados por la combinación de varios fármacos antiretrovirales que bloquean distintas partes del ciclo viral del VIH reduciendo así la replicación viral en las células infectadas.

El papel de los fármacos antirretrovirales en la prevención de nuevas infecciones ha supuesto una revolución en la forma de pensar la prevención desde comienzos de esta década. Algunas personas consideran que proporcionar tratamiento a las personas infectadas por el VIH para reducir su carga viral (CV) puede ser un elemento esencial para acabar con la epidemia. Desde la llegada de las terapias combinadas ha habido un cúmulo de evidencias de su efectividad para reducir la CV a niveles indetectables y de cómo en esa circunstancia hacía mucho menos probable transmitir el VIH.

El tratamiento como medida de prevención

Una declaración publicada por el gobierno suizo en 2008 alcanzó una repercusión internacional cuando señaló que las personas con VIH no transmiten el VIH por vía sexual siempre que se dieran las siguientes circunstancias:

  • La persona con VIH toma tratamiento antirretroviral de manera continuada y de la forma prescrita y tiene seguimiento médico de manera periódica. 
  • Su CV es indetectable desde al menos seis meses. 
  • No tiene ninguna otra infección de transmisión sexual (ITS).


El estudio HTPN 052 ha marcado las bases de la estrategia del tratamiento como prevención al mostrar que la transmisión del VIH en parejas heterosexuales serodiscordantes (en las que una de las dos personas tiene VIH y la otra no) no se reducía en un 96% cuando la persona con VIH está en tratamiento y éste es eficaz para controlar la replicación viral.

Por su parte, los estudios PARTNERS,, cuenta con una mayor participación de parejas de hombres. En 2014 mostró que no se habían producido transmisiones de VIH cuando el miembro de la pareja se encuentra en tratamiento y tiene una  CV indetectable. Al tiempo que se debatía el efecto individual a través de estos estudios, se desarrollaron modelos matemáticos que examinaban las consecuencias que tendría a nivel poblacional, suprimir la CV de la mayor parte posible de las personas con VIH. Todo ello avala la eficacia de la supresión de la carga viral en la prevención de nuevas infecciones. 

Si quieres conocer más acerca de la aplicación de los tratamientos TAR a pacientes con VIH pulsa aquí.